Foto, pintura Rosmery Mamani V, “Retrato de mi abuela”. (2014)

ME HICE PERONISTA PORQUE MI ABUELA JUNTABA BERRO EN EL ARROYO

Así como decia Leonardo Favio, «me hice Peronista porque no se puede ser feliz en soledad», así como dice Alejandro Dolina, «me hice Peronista porque me cuesta ser dichoso, si a mi alrededor veo sufrimiento», hoy en el marco de la pandemia fui a la despensa del barrio, y cuando terminaba de comprar, el dueño del negocio, me sorprendió (a boca de jarro) con una pregunta inesperada: «¿porque es Peronista usted?», mi respuesta los descolocó, «me hice Peronista porque mi abuela juntaba berro en el arroyo», y me fui, ante su propia sorpresa y su incertidumbre.

En esta frase está la génesis de mi ideología, de padre Peronista, comprometido, preso por Frondizi, situación que afrontamos solos con el núcleo familiar, y madre que nunca votó al Peronismo pero sufrió las políticas represivas como la cárcel de mi papá. Pero también estaba una tía, la tía Rosa con la que conversamos mucho, un día comenzando mi adolescencia me invitó a comer fariña, y ante mi cara (no me gustaba), empezó a contarme que la comida periódica era la fariña y el berro que comían en su niñez, berro que su madre (mi abuela, a la que nunca conocí) juntaba cotidianamente en el arroyo… ¿y que tendrá que ver Peron y Evita con el berro que juntaba mi abuela?

En primer lugar, ubicando tiempo y espacio, la generación familiar que me antecedió transcurrió su niñez antes de la llegada del Peronismo, es decir que mi padre tenía como menú generalmente la fariña y el berro, y después con el Peronismo en el ejercicio del Poder Estatal llegaron las conquistas sociales, las conquistas civiles, dejaron de ser un número, se convirtieron en sujetos de Derechos, los alcanzó la dignidad, dejaron de comer fariña y berro casi todos los días… por eso, en mi caso, el berro tiene ver con el Peronismo, porque te hace ver de donde venis, te hace tomar conciencia de tu cuna, y empezas a tener SENTIDO DE PERTENENCIA.

Este sentido de pertenencia no tengo en claro si entra por el corazón (emotivo) o por la razón, o por los dos, pero te hace tener un cumulo de valores y un rechazo a los disvalores, te da un sentido colectivo, de solidaridad y una repulsa a la codicia, al egoismo y al individualismo.

Claro estas vivencias yo las pase en mi adolescencia, y cuando entré en la juventud comprendi a través del raciocinio que Peronismo es MUCHO MAS que las conquistas sociales, el aguinaldo, vacaciones o el turismo social y las conquistas civiles como el voto femenino, es mucho mas porque es también vivienda, salud, educación, sobre todo movilidad social ascendente, pero no termina acá, en un proyecto de sociedad, es un PROYECTO DE NACION, por eso el Peronismo es sinónimo de industria Nacional, de industrias estatales, de autos (El Justicialista) de tractores (Pampa) de motos (Puma), de locomotoras (La Argentina), el Rastrojero etc, también de industria media y pesada, la flota del Estado, las empresas estrategicas, es mas que esto, es un proyecto continental, y de integración. Perón con su ABC (Argentina, Brasil y Chile) y el Unasur de Nestor, es un proyecto integral, SUPERADOR al capitalismo neoliberal y al Socialismo marxista.

Pero para mi el Peronismo nació cuando me enteré que mi abuela juntaba berro en el arroyo para darle de comer a sus hijos…y con la llegada del Peronismo millones de argentinos dejaron de comer berro, y descubrí que el sentido de pertenencia da una razón para vivir.

Pobre es aquel que pasa por la vida no intentando cambiar algo, en el barrio a eso le dicen estar al pedo. Eso si… me parece que el almacenero no me entendió y navega entre la incógnita y el enigma.