Macri ya fue, Vidal ya fue, si vos querés Larreta también, si vos querés Larreta también”

Cantan miles en los barrios de la Capital dando cuenta del ocaso de cambiemos, la tonada pegadiza se viraliza, llega al interior, con otros nombres pero con el mismo mensaje.

Arranca la campaña en posiciones de partida para algunos impensadas meses atrás, cuando no se oía ese silencio que aturdía a los analistas, pero que en la calle podía interpretarse fácilmente.

Los destinos de la Nación y de la Provincia parecen estar ya en manos de Alberto y Cristina, de Axel y Verónica. Es necesario y hay una buena chance de que la mayoría de los loberenses elijamos a Carlos Rodríguez y el Frente de Todos para gobernar la comuna.

«Si es verdad que con la democracia se come, se cura y se educa y ahora no podemos comprar la comida, no podemos pagar la farmacia y no llegamos a comprar un guardapolvo entonces o no son tan radicales o no estamos en democracia»

La reducción de la estructura del estado y su capacidad de respuesta social, recortes en deporte, en cultura y un «#salvesequienpueda» hospitalario acercan la gestión local al ideario de cambiemos en los demás niveles. ¡Luz, Gas y Acción! La expoliación de los recursos loberenses a favor de las energéticas contó también con defensores oficiales locales, consejeros del ahorro en el consumo, pedidores seriales del esfuerzo ajeno.

A pesar de las buenas intenciones oficiales y de la inexistente resistencia sindical, la caída del salario del empleado municipal ha sido notable, solo sostenida con grandes porciones manipulables de horas extras. La resistencia del trabajador de carne y hueso es estoica, pero a pesar del férreo material con el que fue esculpido, el símbolo del sindicalismo municipal, (provocativamente incluído en la guía oficial de monumentos) parece tener ahora la cabeza aún más baja.

«Todo lo que yo pude hacer en la provincia ya lo hice, no puedo hacer nada más»

Fue la resignada confesión de la gobernadora ante los brazos caídos de un futuro ex comerciante. El comercio loberense no fue la excepción, durante cuatro años las únicas políticas locales para el sector fueron impositivas. Cierres, nuevos desempleados. Sin comercio ni producción, se sabían seductores del capital pero el parque está vacío. Lo mismo aquí que en Provincia, lo mismo aquí que en Nación.

«Estamos haciendo guiso calentito para toda esa gente que lo necesita! Ayúdanos a difundir»

En el peor invierno económico en mucho tiempo, la solidaridad de las loberenses se hizo sentir. Se multiplican las casas con cocinas solidarias, se redoblan esfuerzos en comedores escolares e instituciones infantiles, el frío era solo una excusa, la comida abriga al hambre. #EmergenciaAlimentaria, esto es cambiemos en todo nivel.

«¿Viste que denunciaron a un funcionario que quería sexo a cambio de dar trabajo? Hay una grabación, pero parece que ya arreglaron todo»

Haya ocurrido así o de otra forma, no es un comité político el lugar donde deben discutirse los pormenores del caso. Lo saben. Eso también debe cambiar. Aquí también hay. Violaciones, testimonios, silencios, golpizas, abusos. La Ley Micaela obliga a funcionarios y agentes a capacitarse en género. Antes de su aprobación e imponiendo la mayoría absoluta, el bloque de UCR en cambiemos había rechazado una iniciativa local similar. Se puede enmendar, siempre es mejor tarde que nunca.

¿Lobería Insegura? Los reiterados hechos policiales incluyendo los del fin de semana, robos, abigeato reiterados, ahora se le suma la usurpación de viviendas…

Sigue siendo comunal, sigue siendo Fioramonti el máximo jefe policial, sigue desde un primer momento la seguridad sin estrategia política, con más trabajo que nunca, con pocos recursos, sin la conección civil que necesariamente le daba el foro o la figura del director de seguridad.

«Necesitamos un Intendente alineado a los gobiernos de Provincia y de Nación»

No creo que este sea el principal argumento para no votarlos. Teniendo en cuenta la reciente experiencia, dudo que dicha alineación garantice algo. Sí estoy seguro de que la gestión local es una gestión de Cambiemos, una gestión de una fuerza política que está en retirada, más temprano que tarde, de todos lados.

Por eso, en octubre, si vos querés… Fioramonti también.