Ahora que estamos juntas, ahora que si nos ven,

abajo el patriarcado, se va a caer se va a caer, 

arriba el feminismo que va a vencer ¡que va a vencer!

En el contexto del debate por la despenalización y legalización del aborto y de la Marcha Nacional del 3 de junio, desde la Multisectorial de Géneros y Diversidad Orgullo Colectivo y Taller de lecturas LeerNos Empodera se llevó adelante hoy una asamblea de mujeres en la plaza céntrica de la localidad.

Las voces resonaron comentando y debatiendo acerca de las cifras de mujeres que mueren a causa de la violencia de género en nuestro país. También discutimos y problematizamos la violencia de género en todas sus formas y expresiones en Lobería. A partir de las reflexiones surgidas de la lectura del documento Nuevos derechos, viejas deudas del Atlas de la Argentina Le Monde diplomatique coincidimos en entender al Estado como responsable, en gran medida, de no implementar políticas que apunten a erradicar la violencia de género en todas sus formas. No se destina presupuesto provincial ni local real-pese a las leyes vigentes- para atender a distintas cuestiones que inciden en la desigualdad de poder propia del patriarcado que afecta a las mujeres mayoritariamente.

Dentro de los aspectos que debería garantizar el Estado aparecen la implementación de la ESI, la contención y seguimiento de los casos denunciados por mujeres que han sufrido violencia de género y la formulación por parte de la Justicia de instrumentos que aseguren la cárcel a violadores y asesinos de mujeres e identidades disidentes a la heteronorma.

Del debate y comentario de twits seguidos del hashtag #Cuéntalo que relatan en primera persona casos de femicidios, escribimos y empapelamos la Plaza con consignas y frases que reivindican la lucha de todas las mujeres, sobre todo de aquellas que ya no tienen voz porque se encargó de callarlas el patriarcado.

Cayendo el sol y al son de cánticos de expresión feminista nos organizamos para iniciar la marcha por el centro de la ciudad. Las voces nos emocionaron y hermanaron en una voz más grande, la voz del #NiUnaMenos. 

Entendiendo que Lobería se caracteriza por la poca manifestación política en las calles, creemos que este encuentro resultó esperanzador, sobre todo en vistas a la próxima convocatoria, la Marcha a favor de la Ley IVE. Hoy vivimos un encuentro donde las voces circularon, hubo escucha y verdadera conciencia, situación que no se venía dando en años anteriores para esta fecha, cuando los reclamos se desviaban del eje siendo manipulados por intereses partidarios particulares y desde una participación más vinculada a lo políticamente correcto. Celebramos en esta oportunidad la participación de las juventudes loberenses, sobre todo de las mujeres.

 

Por Soledad Echandía y Constanza Echandía