“A la iglesia católica apostólica romana, que se quiere meter en nuestras camas, le decimos que se nos da la gana, ser putos, travestis o lesbianas.”

Una cálida tarde, el sol resaltaba aún más el multicolor de la gran bandera del movimiento LGTB. “Tandil Libre de Discriminación” (no como afirmación sino como horizonte de lucha) es el nombre que llevó la jornada.

Fueron parte una gran cantidad de organizaciones que trabajan en pos de los derechos del gran colectivo de la diversidad sexual, pero también dieron el presente organizaciones sindicales, políticas y religiosas, la feria artesanal, los músicos y artistas invitados cerraban de manera coherente una diversidad que es el ADN del movimiento.

Revista Pueblo conversó con Javier Andres Moreno Iglesias, reconocido militante de la causa en nuestra región, “Duque” nos contó de las actividades que realiza la Asociación Marplatense de Derechos por la Igualdad (Amadi) en pos de la capacitación y la formación de conciencia. Anunció que en los primeros días del mes entrante recorrerán instituciones Necochenses y esperamos puedan visitar Lobería hacia fin de mayo.

Participaron de los números artísticos, concientizaron al micrófono y también conversaron con Revista Pueblo, quienes conforman el colectivo “Cristianos Lgttbiq Argentina” reafirman su Fé y también su elección sexual, cuentan que “No hay contradicción en ser Gay y Cristiano, el amor es uno, nace en Dios y se manifiesta en toda la humanidad” , y nos relatan como diferentes religiones van derribando sus propios tabúes, aceptando el amor sin necesidad de encasillarlo en etiquetas morales.

Jpeg

También charlamos con Gustavo, uno de los responsables de la ONG “Convivencia en la Diversidad” quien dio testimonio del nacimiento del colectivo en tandil y las dificultades que enfrentaron en la ciudad argentina que ostenta el récord de más iglesias por habitante. Contó también la gran tarea que llevan adelante desde su sede, articulando con el gobierno municipal ante diferentes emergencias siendo parte activa y central de diferentes intervenciones cuando alguien está en riesgo. Trabajan con asociaciones civiles como el colegio de abogados, la universidad y los sindicatos para establecer capacitación mutua, y cómo, a pesar de la terrible realidad de violencia y discriminación el avance se nota y este segundo encuentro regional fue una muestra de ello.

La tarde caía, los ánimos ya se inquietaban, la columna comenzó a tomar forma, y la marcha paso a paso se abrió camino por las calles más céntricas de la ciudad.

Al canto que ilustra el inicio de la nota se le sumaban otros, provocativos, desinhibidos tanto como cada quien que marcha. A la mirada curiosa del transeúnte el coro “como me gusta tu hermana, dejala una noche y la hago lesbiana”, a quien observaba desde la seguridad y la altura: “en ese balcón hay un maricón”, pero los rostros se ponían más serios, lo brazos se levantaban cuando el reclamo era por justicia entre tanto travesticidio, tanto femicidio.. la consigna “Ni una menos vivas nos queremos” sumaba adhesiones también de quienes a esa hora del sábado simplemente paseaban por la peatonal.

Cerraba así una nueva y necesaria jornada regional. El reclamo por Justicia, la necesidad de educar en el respeto a la diversidad, de organizarse, de mostrarse no es solo una cuestión de las grandes capitales… es quizás aún más necesaria en los profundo de cada provincia.

 

Jpeg