Ya era miércoles, desde la noche anterior miles de compañeros marchaban hacia el lugar. Llovía, no importaba. Desde Lobería emprendimos ese viaje esencial hacia un hecho histórico, salió el sol, volvió Cristina y organiza al Movimiento Nacional, Popular y Democrático. Reviví su vuelta en esta edición de Revista Pueblo.

…»Libertad para volver a crecer, para volver a trabajar, para que cuando vaya a hacer una compra no sea una tortura, libertad para todos aquellos compatriotas que necesitan creer que el gobierno los cuida y no que los maltrata. Necesitamos que vuelvan a cuidar a los argentinos, se merecen ser cuidados. Por eso quiero agradecerles la presencia aquí, y no se hagan por mí ningún problema, ya lo dije en una oportunidad, que había renunciado a tener fueros. No los tuve ni les tengo miedo. ¿Saben qué? Yo he sido honrada con el voto de todos ustedes y de muchísimos más y la única responsabilidad que siento, sinceramente, como militante política es ayudar a que mis compatriotas vuelvan a vivir un poco mejor. Yo respeto la voluntad popular, pido también que quienes tienen responsabilidades de gobierno respeten y honren la voluntad popular a la que se comprometieron, diciéndoles que todos los días iban a vivir un poco mejor e iban a ser más felices. Gracias a todos, los quiero mucho. Y vieron, aún cuando esté nublado, el sol siempre sale.»